Autor: Redacción Lima 2019 Lima, 20 de julio de 2019

La fiesta Panamericana en Chiclayo: elaboran pan dulce con la forma de Milco

Miguel Miñope Farro
Miguel Miñope Farro

Es de pocas palabras y mucho, muchísimo talento. Miguel Miñope Farro sostiene con ambas manos su más reciente creación: un pan dulce con la forma de Milco, la entrañable mascota de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos 2019, mientras nos cuenta cómo fue el proceso: no nos revela su receta, pero sí nos dice que demoró 10 horas en modelar y hornear su hermoso producto.

"Hay que tener mucha paciencia para esto. Un solo error y se echa a perder todo", sentencia con seriedad. Casi de inmediato, su rostro cambia. Miguel, quien solo quería mostrar su trabajo, se entera que podrá subir al estrado panamericano, en plena Plaza de Armas de Chiclayo. Lo impensado acababa de pasar. Don Miguel esboza una sonrisa por algunos instantes, al parecer, se dio cuenta de lo que estaba sucediendo: iba a entrar en la historia de Chiclayo y también del Perú.

Don Miguel tiene 53 años, 30 de ellos dedicados a la panadería, arte que heredó de sus padres y que ha servido para alimentar y hacer felices a decenas de chiclayanos, quienes compran los panes en su panadería "Miñope", del cruce de los jirones Sucre y Diego Ferré en Monsefú. Sus hijos no han seguido con esta tradición familiar, en la forma en la que Miguel hubiera querido, pero tampoco es que se hayan desentendido del tema: los 4 se han dedicado a estudiar gastronomía a nivel profesional y Miguel no puede estar más que orgulloso de ellos, al igual que su natal Monsefú lo está de él.

Si bien es cierto que no es la primera vez que hace modelos en pan dulce, esta vez, es diferente por tratarse de un evento deportivo de tal magnitud como los Juegos Panamericanos Lima 2019. Aunque Miguel no llevó la antorcha física, en su corazón y en su memoria quedará un fuego espiritual que nunca olvidará: "Para mí es un honor y un orgullo participar en esto. Somos afortunados, estas cosas no pasan todos los días”, nos dice antes de ir al escenario y regalar su obra a los organizadores del Relevo de Antorcha, quienes encontraron en este regalo una muestra de todo el cariño que el público ha ido demostrando día a día en todo este recorrido.