Autor: Redacción Lima 2019 Lima, 1 de septiembre de 2019

CONMOVEDOR HOMENAJE RECIBIERON LOS VOLUNTARIOS DE LIMA 2019

Durante la clausura de los Juegos Parapanamericanos, los voluntarios Liduvina Sánchez y Jorge Luis Farfán recibieron una estatuilla de Milco.

Voluntarios

Un emotivo reconocimiento y agradecimiento recibieron los voluntarios de Lima 2019 por la invaluable labor y contribución que brindaron durante los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos, durante la ceremonia de clausura realizada en la Villa Deportiva Nacional (VIDENA), que lució un lleno total.

Como parte del agradecimiento a estas personas, que con su uniforme blanco y amarillo y su infaltable amabilidad brindaron su tiempo y dedicación generosa, como telón de fondo en el escenario de la VIDENA se elaboró un mosaico hecho con los rostros de todos los voluntarios, como justo homenaje a su apoyo para el éxito de los Juegos Lima 2019.

En representación de los miles de voluntarios nacionales y extranjeros, fueron homenajeados Liduvina Sánchez Perales, Para atleta de Para natación de 62 años, y Jorge Luis Farfán Vila de solo 20 años.

Durante la ceremonia de clausura de los Juegos Parapanamericanos Lima 2019, se entregó a ambos representantes una estatuilla de Milco como agradecimiento por su valiosa contribución a los Juegos, recibiendo la ovación efusiva y emocionada de los asistentes.

Liduvina Sánchez tiene poliomielitis desde un año de edad, es una Para atleta que se dedica a la Para natación desde los 58 años. Ella es todo un ejemplo de que no hay nada imposible cuando se tiene fe y confianza en sí mismo, ya que ha ganado tres medallas de bronce este año en el Open Internacional Lotería Caixa 2019 en Brasil.

Sin dudar un solo instante, Liduvina decidió ser parte del Voluntariado Lima 2019 desde que se enteró de la convocatoria y con mucho entusiasmo formó parte de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos, cumpliendo diversas labores de apoyo con los atletas participantes.

Para Liduvina ser voluntaria de Lima 2019 ha sido una experiencia inolvidable que quedará siempre grabada en su mente por haber convivido de cerca con los atletas de todos los países.

Otro caso destacado es el del voluntario con discapacidad Jorge Luis Farfán Vila, de 20 años, estudiante de Comunicación, quien fue uno de los modelos que lució el uniforme oficial de los Juegos en la Pasarela del Perú Moda, cuando fue presentado el pasado mes de abril.

Jorge Luis, quien tiene esclerosis muscular espinal y utiliza una silla de ruedas eléctrica para desplazarse, al ver la convocatoria en redes, rápidamente, decidió postular y fue uno de los elegidos. Para él ser voluntario fue una gran experiencia de vida por lo que se siente muy agradecido de haber formado parte de ese legado que queda para el país.

Otra anécdota que recordará por siempre este joven es el diálogo y la fotografía que tiene junto a Eve Jobs, hija del creador de Apple Steve Jobs, en la sede de la Escuela de Equitación del Ejército en La Molina. La joven Jobs, en ese momento, se mostró muy agradecida por la labor que realizan los voluntarios a favor de los competidores.

Los casos de Liduvina y Jorge Luis son solo algunos de los tantos ejemplos de vida y perseverancia, entusiasmo y alegría que mostraron los voluntarios durante su servicio desprendido a favor de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Lima 2019.

CIFRAS DE VOLUNTARIOS AL FINALIZAR LIMA 2019

El Voluntariado Lima 2019 ha sido el programa más grande de nuestra historia, nunca antes visto, con una movilización e inscripción sin precedentes y de gran magnitud. El proceso de capacitación a voluntarios nacionales y extranjeros se inició el 27 de octubre del año pasado en ocho regiones del país: San Martín, Ica, Tacna, Arequipa, La Libertad, Lambayeque, Piura y Lima. En la clausura de los Panamericanos también se rindió homenaje a los voluntarios

Los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Lima 2019 contó con voluntarios de todas las edades, incluso de la tercera edad, además de aquellos que presentaban alguna discapacidad. 

Para los Juegos Panamericanos se llegó a la cifra de 11,900 voluntarios, entre jóvenes entre los 18 y 25 años, menores de edad, entre 16 y 17 años, personas de la tercera edad, voluntarios con algún tipo de discapacidad, así como hombres y mujeres de distintas partes del mundo, sobre todo de Argentina, Brasil y Estados Unidos que llegaron al Perú para prestar su apoyo desinteresado y ad honorem.

Mientras que para los Juegos Parapanamericanos se contó con la colaboración de 5,900 voluntarios, distribuidos en diversas áreas y sedes deportivas, en posiciones operativas de importancia.

Pero, eso no es todo, los voluntarios con algún tipo de discapacidad también brindaron un enorme aporte al sumar 183 personas en total, de las cuales 95 fueron mujeres y 88 hombres.

Con este enorme legado y una masiva participación de voluntarios, nunca antes vista en el Perú, se puede concluir que se cumplió ampliamente la misión encomendada, ya que estos valiosos personajes casi anónimos han demostrado que si todos trabajamos juntos se pueden realizar grandes cosas, cambiando la forma de pensar de la sociedad.