Autor: Redacción Lima 2019 Lima, 24 de agosto de 2019

PARATENISTA DE MESA MATÍAS PINO: “UNA CAÍDA NO SIGNIFICA PERDER LA GUERRA”

Para atleta chileno busca revalidar su título en Lima 2019.

Matías Pino

Hace algunos años, jugaba en los campeonatos locales de su ciudad, Rengo. Empezó a jugar con personas convencionales y los superaba largamente. A los 13 años, le dijeron a su padre que vaya a Santiago, la capital chilena, porque había torneos para personas con discapacidad.

Así empezó su camino. Hoy, Matías Pino busca revalidar el título Parapanamericano en Para tenis de mesa en Lima 2019 y aunque el camino ya se le presentó difícil, él está acostumbrado a superar todas esas barreras.

“Mi intención siempre va a ser renovar ese título panamericano y estoy seguro de que lo voy a conseguir. Una caída no significa que voy a perder toda esta guerra”, señaló Matías, luego de perder ante el norteamericano Ian Seidnfeld en la clase 6.

El Polideportivo 3 se llenó de gritos de Chi.. Chi.. Chi.. le…le… le. Era un grupo de 13 personas que vitoreaban el nombre de Matías. Todos eran sus familiares: sus padres, su hermana y sus tíos, habían venido desde Rengo, para verlo en acción, tal como sucedió en los Juegos Olímpicos de Río, donde se ubicó entre los 10 mejores.

“Bastante orgulloso, me siento con el pecho inflado, ya que las personas que están ahí me están apoyando punto a punto y set a set y tengo que agradecerle por tomarme el tiempo de verme y esto es una enseñanza que muchas personas de que el deporte es un estilo de vida en todo ámbito”, recalcó Matías, admirador del alemán Timo Boll, número uno del Tenis de mesa mundial en el 2018. El Para tenis de mesa fue la competencia con la que inicio los Juegos Parapanamericanos Lima 2019

Sus inicios, los retos y su pasión

“Siempre le gustó hacer deporte. Nosotros le decíamos, si tú quieres hacerlo, lo hacemos. Él se caía y se levantaba solo. Es algo que siempre le inculcamos, que se valga por sí mismo, porque él necesitaba saber que sí puede levantarse”, contó su padre, José Pino.

Poco a poco empezó a descubrir el Tenis de mesa, primero en casa y luego “empezó jugando con los convencionales, porque no conocíamos el mundo paralímpico. Hasta que competimos en un torneo en Santiago y quedó en tercer lugar. Francisco Carrasco, su actual entrenador, le vio condiciones y empezó a pulirlas”, agregó.

Así, Renzo viajaba casi 2 horas en auto desde Rengo a Santiago, ida y vuelta, y empezaron las competencias, incluso fuera de Chile. Al comienzo, se endeudaban para pagar los pasajes a torneos y, poco a poco, “se fue creyendo el cuento”, resaltó su padre.

“Siempre ha sido muy profesional. Se perdió su fiesta de graduación, porque estaba entrenado, preparándose para Toronto y así llegó con 17 años y se coronó como el Para deportista más joven en la clase 6, algo que fue una sorpresa para todos”, indicó.

Hoy la realidad para él es distinta por el apoyo y reconocimiento que recibe. “Constantemente va yendo a los tours más importantes del circuito y tiene muy buen equipo de trabajo y eso le permite subir en el ranking mundial y hasta dentro de los 11 mejores del mundo”, apuntó su padre, quien agregó que “no me imagino a mi hijo sin ser lo que es hoy, vive de su pasión y me siento muy orgulloso de él, porque es un real ejemplo para el mundo”.

Con la mirada puesta en la medalla de oro, Matías señaló que Lima 2019 “es bastante importante, porque yo me consolidé con unos Juegos Parapanamericanos”.

El Para tenis de mesa, para Matías, es más que un deporte. “Es mi vida, me dedico desde los 13 años y los resultados hablan por sí solo, es lo que hago todo el día y a lo que me dedico”, finalizó.

El Para Tenis de Mesa se viene desarrollando en el Polideportivo 3 de la Villa Deportiva Nacional (VIDENA) y culminará el 27 de agosto. Si quiere disfrutar viendo a este campeón panamericano revalidar su título, puede adquirir sus entradas a través de la pagina oficial www.lima2019.pe y en los centros autorizados de venta.